En muchas ciudades de Estados Unidos, el tener un auto es absolutamente indispensable para trabajar, desplazarse y en general hacer cualquier cosa.  Una opción que es muy publicitada es la del leasing o car lease, la cuál usualmente ofrece un pago mensual menor al de un crédito tradicional para compra de vehículo y nos da la ilusión de estrenar auto cada cierto tiempo, los cual nos evita incurrir en grandes costos mensuales o de mantenimiento (y una difícil venta posterior).

Pero así como el leasing ofrece algunas ventajas, también presenta inconvenientes, y pueden existir otras alternativas que tengan más sentido financiero para ti.

Si estás considerando un car lease, hazte estas 5 preguntas antes de tomar una decisión.

  1. ¿Qué es el leasing de vehículos?

Es básicamente rentar un vehículo (la mayoría de las veces nuevo, aunque también puede ser usado) por un tiempo específico, generalmente entre 6 meses y 5 años. Al finalizar este tiempo, tienes la opción de comprar el auto (o de seguir con el lease) por un monto determinado. Este monto se llama el valor residual y es el valor del auto al finalizar el contrato.

Con un contrato de leasing es probable que debas realizar un pago inicial y luego pagar las mensualidades por la duración del contrato. Varias opciones no exigen un pago inicial, pero esto hará que las mensualidades puedan ser mayores.

Con un lease también debes pagar un interés básicamente sobre el valor que te “prestan”, el cual es la diferencia entre el valor actual del vehículo y el valor residual del mismo al expirar el contrato. Este interés usualmente se llama el factor de dinero (money factor) y es expresado en decimales, no en porcentaje. Este factor dependerá en gran medida de tu puntaje crediticio.

Si vas a realizar un lease revisa el valor residual del vehículo, entre mayor sea el valor residual menos tendrás que pagar. Busca autos que no se deprecien rápidamente.aquí

El car lease tiene requisitos que debes cumplir para evitar cargos adicionales al final del contrato. Entre ellos están:

  • El cargo por millaje: el contrato especificará el límite de millas a recorrer. Si te pasas de este límite se te cobra una tarifa adicional. Este millaje es de 10,000 millas por año en promedio.
  • Cualquier tipo de golpe o abolladura: los golpes en el automóvil pueden obligarte a pagar tarifas adicionales o tener que reparar el daño.
  • Mantenimiento general del auto: usualmente debes conservar el auto en buenas condiciones y darle mantenimiento regular.

Una vez finalizado el contrato, tienes 3 opciones:

  • Comprar el vehículo ejecutando la opción de compra por el valor residual.
  • Crear un nuevo contrato sobre el mismo vehículo.
  • Devolver el vehículo a la entidad financiera dueña del auto.
  1. ¿Qué beneficios trae un car lease?

Si estrenar automóvil está dentro de tus gustos o prioridades, un lease es una buena manera de tener un nuevo modelo cada 2 o 3 años.

Con un lease no tienes que estar pensando en vender el auto o estar encadenado al vencimiento de un préstamo. Muchas personas que compran auto solo pueden pagarlo después de 4 o 5 años, y para entonces la garantía del fabricante ha expirado, las millas son muchas y las reparaciones también. Esto hace que su venta sea difícil. Si no quieres enfrentar tal escenario, el lease puede ser una buena opción.

Rucuerda también que el lease de un auto es más barato que pagar las cuotas de un auto nuevo.  Además, en la mayoría de los estados, pagas impuestos sobre las ventas sólo en los pagos mensuales, no en el precio del vehículo.  A nivel de impuestos, también puede tener ventajas en el caso de que lo uses para tu negocio, ya que puedes tener mayores deducciones que frente a un préstamo tradicional para adquisición de auto.

Por lo general, un auto no necesita tanto mantenimiento durante sus primeros tres años, por lo que no tendrás que lidiar con reparaciones importantes durante el lease. Además, la mayoría de los car lease duran 3 años o menos, el cual es el periodo típico de duración de las garantías de fábrica para autos nuevos. Esto significa que el auto estará cubierto por la garantía por reparaciones durante este periodo.

Un lease te permite cambiar un auto más fácilmente cuando te enfrentas a situaciones inesperadas de la vida que no planeaste con anticipación. Si tienes incertidumbre sobre tu futuro inmediato, un lease puede tener ventajas para ti.

  1. ¿Y qué desventajas?

Como regla general, adquirir un auto no es una inversión (a no ser que lo utilices como fuente de ingreso), por lo que un lease puede ser la manera más costosa para conducir un auto a largo plazo. Al final del contrato no tendrás ningún tipo de propiedad (equity) por el dinero que has gastado, más que haber estrenado y usado un auto que en realidad no es tuyo.

Además, si no puedes seguir pagando las mensualidades y la compañía de leasing debe venderlo por menos de lo que aún debes en el contrato, eres responsable por pagar la diferencia.  Así, si estas en problemas financieros puedes terminar con problema mayor del que pensaste.

Si bien la cuota mensual de un lease es menor que la de un auto nuevo, esta ventaja puede ser anulada por los costos de seguro. Un lease te exige adquirir un “gap insurance” (que cubre la diferencia entre el saldo del préstamo del auto y su valor de mercado), además del seguro de automóvil tradicional lo cual es un costo extra.

Por otra parte, es difícil respetar algunas condiciones del leasing. Mantenerse bajo los límites de millaje puede ser complicado, lo que podría implicar cargos adicionales. Además, si decides continuar con el lease, lo más probable es que debas pagar cuotas mayores, debido a que el auto ya no es nuevo y su valor residual caerá mucho más rápido.

Pero incluso si puedes evitar el pago de extra millaje o daños al auto, debes prepararte para pagar otras tarifas “escondidas”, como el fee de adquisición ($500-$1000 según el auto), costos de envío del auto a la concesionaria ($300-$900) y el fee de disposición ($300-$400), además de otros fees incluidos en el pago mensual.

Por último, si piensas comprar el auto después de que el contrato ha acabado, la realidad es que puedes encontrar un auto usado en mejores condiciones y a mejor precio que el costo residual por comprar el auto en lease.

  1. ¿Qué puntaje de crédito necesito para un car lease?

De acuerdo con la página LeaseGuide.com, con un puntaje entre 680 y 739 puedes hacer un car lease rápidamente. Con un puntaje entre 620 y 679 puedes ser aprobado, pero tendrás una mayor tasa de interés.

Una solución para personas con puntajes bajos es hacer un contrato de leasing por “absorción”. Esto significa hacerse cargo del contrato de lease de una persona que quiera salir de él. Existen varias páginas web que te permiten hacerlo.

También recuerda que hacer un lease afectará tu crédito a corto plazo de la misma manera que una hipoteca o un préstamo para comprar auto, pero si eres responsable al pagarlo, al final puede aumentar tu score y ayudarte a comprar un auto más adelante con mejores tasas de interés.

  1. Si no es un lease, ¿qué otras opciones tengo?

Si lo que buscas es una herramienta para movilizarte y que no hipoteque tu futuro financiero, una gran opción es comprar un auto usado. Esta opción también es muy válida si no calificas para comprar un auto nuevo mediante un crédito.

Recuerda que si lo que buscas es ahorrar, la mejor manera es pagar el auto en cash. Si debes endeudarte para comprarlo, por lo menos asegúrate de tener mensualidades razonables.

Los expertos recomiendan poder pagar el auto en menos de tres años. Si te tienes que endeudar por más tiempo, lo mejor es buscar un auto más económico. Teniendo en cuenta que un auto se deprecia a mayor ritmo durante sus primeros 3 años, es mejor comprar un auto usado que tenga este tiempo para que su mayor depreciación no te afecte a ti.va aquí

Sin embargo, recuerda que comprar un auto usado puede tener riesgos por lo que debes hacer un buen proceso de compra o ir a dealers de muy buena reputación.

Resumiendo:

  • Si tienes buena salud financiera, te gusta estrenar auto cada 2-3 años, siempre haces pagos mensuales por tu automóvil, lo cambias al terminar de pagarlo y conduces menos de 10,000 millas al año, el lease puede tener sentido para ti. Un lease también tiene sentido si tienes tu propio negocio y un auto hace parte de tu fuente de ingresos o si solo necesitas un auto por algunos años y no tienes total certeza sobre tu futuro inmediato. Si te decides, no olvides comparar tarifas (shop around!) y busca autos que conserven su valor residual.
  • Desde el punto de vista financiero (y si tu prioridad es ahorrar, pagar otras deudas y te da igual si te ven en auto nuevo o usado), un lease no es la mejor idea. Estarás pagando por el periodo de mayor depreciación del auto, pagarás más dinero a largo plazo, el seguro de un lease es mayor al de un auto propio y al final, no serás dueño de nada. Si tienes que conducir mucho y/o hay riesgo de daño (por uso normal o por niños), un lease tampoco es buena opción.
  • Si buscas comprar un auto, lo mejor es no financiarlo. Es mejor ahorrar y comprar uno usado hasta que puedas comprar uno mejor más adelante (si lo necesitas). Puedes usar otros métodos para movilizarte mientras ahorras. Si vas a financiar un auto, no lo hagas por más de 3 años.
  • Si vas a comprar un auto usado, llévalo a un mecánico de confianza para que realice las inspecciones necesarias. También investiga su título de propiedad, en especial si lo compras de un vendedor privado.

Comprar o no un auto es una decisión importante que comúnmente debemos enfrentar varias veces en la vida. Por esto es importante que te eduques sobre las implicaciones financieras que comprar un auto puede tener en tu vida, tu trabajo y tu futuro. El libro  Finanzas personales para inmigrantes te puede ayudar a conocer estas implicaciones y a tomar las mejores decisiones.

Enlaces recomendados

Tienes plazo hasta el 17 de abril para abrir una IRA y ahorrar miles en impuestos

Vivienda nueva o usada. ¿Cuál te conviene más?

¿Cuál es la mejor manera para salir de la deuda de tarjeta de crédito?

Mantente informado con lo último en finanzas personales.

Unete a nuestra lista de correos.  No tiene costo y te puedes dar de baja en cualquier momento.

Te has suscrito exitosamente.

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!