Las deudas por tarjetas de crédito son uno de los mayores problemas que tienen los latinos en cuanto a sus finanzas personales.  Las facilidades que ofrecen muchas veces llevan a las personas a endeudarse a niveles insostenibles, y desafortunadamente toma mucho más tiempo salir de la deuda que entrar a ella.  ¡Gastar es fácil, pagar toma tiempo!

Existen varios métodos que te pueden ayudar a enfrentar tu deuda de tarjetas de crédito.  Depende de tu organización y personalidad alguno va a ser más efectivo que otro.

Pero antes…

Ningún método aquí mencionado funcionará si no existe un compromiso serio para tomar control de tus finanzas y una estrategia clara para salir de la deuda de tarjeta de crédito y no regresar a ella. De lo contario puedes utilizar cualquier método y terminarás en el mismo sitio: esclavo de tu deuda.

Rastrear cada ingreso y egreso, saber controlar los gastos y no comprar lo que no se necesita, usar la tarjeta  para gastos importantes y siempre pagar el saldo a final de mes son la claves para sacar provecho de sus facilidades sin volverte su esclavo.

No recomendado: Pagos mínimos.

No mencionamos este enfoque porque sea bueno, sino porque es muy popular, y el preferido por los bancos. Según un estudio reciente, el 29% de las cuentas de tarjetas de crédito realizan regularmente pagos que no están cerca del pago mínimo.

Si decides utilizar este enfoque, puedes pasar décadas pagando una sola tarjeta (justamente la razón por la cual es el preferido del banco). Por ejemplo, si después de unas vacaciones familiares tienes un saldo en tu tarjeta de $5,000 y el pago mínimo es de solo $50, puedes terminar pagando más de $11,000 en casi 20 años. Como puedes ver, este método definitivamente no es el mejor para ti.

Aquí vale mencionar que los bancos establecen pagos mínimos muy bajos para que las personas caigan en la trampa y sigan acumulando deuda. Además, a medida que el saldo va disminuyendo, también lo hace el pago mínimo. Es este pago mínimo decreciente el que puede encadenar a muchas personas a una vida de deuda de tarjeta de crédito.

En resumen: Este método no es aconsejable si quieres pagar tu deuda de tarjeta de crédito. Si de verdad quieres salir de tu deuda, organiza tus finanzas de tal manera que puedas realizar todos los meses pagos mayores al mínimo.

Sugerido: Pagar la deuda más grande primero (método avalanche)

En este método, te centras en pagar la deuda con la tasa de interés más alta primero, ya que de esta manera estarás pagando menos dinero en intereses. Por ejemplo, si tiene dos tarjetas de crédito, una que cobra 10% APR y la otra 18% APR, primero pagas la tarjeta que cobra el 18% lo más rápido posible. El punto de este método es salir primero de la deuda de tarjeta de crédito más costosa para pagar el menor interés posible.

  • Revisa tus extractos y paga el mínimo en todas tus tarjetas.
  • Usa todo el dinero extra que tengas disponible para pagar la que tenga la tasa de interés mayor. Debes pagar un saldo mayor al mínimo cada mes (sin importar si tus pagos mínimos van disminuyendo). Pagar esta tarjeta te reducirá en mayor medida tus cargos por intereses.
  • A medida que tus cargos por intereses se reducen, lo que pagues irá destinado cada vez más a pagar el capital de la deuda y no los intereses.
  • Una vez que pagues esa deuda sigues con la siguiente que tenga mayor tasa de interés hasta que logres pagarlas todas.

Este método tiene sentido desde un punto de vista financiero, pero puede no ser el más adecuado para todos. Para muchas personas se paga un pequeño porcentaje de la deuda de tarjeta de crédito y los deja en una situación en la que se sienten escalando una gran montaña de deuda que parece no terminar.

En resumen: Es el método más recomendable para pagar menos dinero en intereses. Si tienes la disciplina y el deseo de salir de tu deuda de tarjeta de crédito (y no necesitas victorias “morales”), es el más recomendado para ti. Ten en cuenta que igual debes seguir haciendo por lo menos pagos mínimos en tus otras deudas.

Muy recomendado: Pagar la deuda más pequeña primero (método snowball)

Muchas personas creen que un enfoque de pequeñas victorias (aunque matemáticamente no sea el más “razonable”) puede ser mucho más efectivo.  

Con el método “snowball” primero se pagan los saldos más pequeños de las tarjetas de crédito, incluso si otras tarjetas cobran una mayor tasa de interés. Esto puede tener un poderoso efecto psicológico en muchas personas, ya que pagar los balances más pequeños primero les proporciona la motivación necesaria para seguir pagando otras deudas. Así funciona:

  • Revisa tus extractos y paga el mínimo en todas tus tarjetas.
  • Usa el dinero extra que tengas disponible para pagar la tarjeta de crédito con el saldo más pequeño. Debes pagar un saldo mayor al mínimo cada mes (sin importar si tus pagos mínimos van disminuyendo). Pagar esta tarjeta te dará una victoria moral y una sensación de satisfacción y logro.
  • Con el dinero que usabas para pagar el saldo mínimo de la anterior tarjeta comienza a pagar el saldo de la próxima tarjeta de crédito.
  • La clave aquí es que a medida que vas liberando el dinero que usabas para pagar la deuda anterior empiezas a pagar la siguiente deuda, creando un efecto de bola de nieve. Con el momentum de pago que crea este método, vas pagando tus deudas más rápido, y así te sentirás más motivado para seguir pagando tu deuda total.

En resumen: Este método puede es muy efectivo para muchas personas ya que te permite obtener victorias a corto plazo y así motivarte a seguir con el plan. Rápidamente vas a poder salir de “tantas deudas” y así puedes enfocarte en las más grandes.

El más común:  Pagar proporcionalmente.

Este es un método muy común que a simple vista parece adecuado, pero que no es el mejor.  En este las personas pagan de manera proporcional al saldo; así, si tienen $1.000 dólares para pagar deudas de $1.000, $4.000 y $8.000 pagan más a la más alta (por ejemplo $600) y lo demás más o menos proporcional ($300 a la de $4.000 y $100 a la de $1.000 por decir algo).  Aunque están en buen camino porque posiblemente paguen más del mínimo, ni les da el entusiasmo para salir de toda deuda de tarjeta de crédito, ni están atacando la deuda más costosa.  Lo mejor sería pagar el mínimo de las tres y el restante destinarlo a i) la deuda más costosa (avalancha) o b) la deuda menor (snowball).

En resumén. Aunque parece intuitivo no es la mejor manera de pagar tus tarjetas de crédito.

Otros consejos para reducir tu deuda:

Transferir deuda a una menor tasa de interés

En un intento por reducir la deuda de su tarjeta de crédito, muchas personas recurren a la transferencia de saldo entre tarjetas de crédito. Estas transferencias pueden ser efectivas si se utilizan con responsabilidad, pero también encierran peligros dentro de su letra pequeña y pueden afectar tu crédito en el corto plazo (independiente de si puedes pagar o no).

Existen ofertas de transferencia de saldo a tasas de 0% a 6, 12 o 18 meses que te pueden ayudar a consolidar tu deuda en una sola tarjeta (si tienes deuda en más de una tarjeta), pagar la deuda más rápido y ahorrar dinero. El monto completo de lo que pagas mensualmente se utiliza para cancelar la parte de la deuda correspondiente al capital, no al interés, lo que te ayuda a saldar tu crédito más rápidamente.

Sin embargo, la transferencia suele ser aprobada solo con clientes con buenas calificaciones crediticias y además se genera una comisión por el uso, usualmente cercana al 3%.

En resumen: Es una posible solución para reducir costos de intereses si tienes un buen puntaje de crédito. Sin embargo, ten en cuenta que la tasa de interés para cargos nuevos puede ser mayor que la de tu tarjeta inicial, así que ni pienses en usar esa tarjeta para comprar cosas. Una opción mejor puede ser pedir un préstamo personal con una tasa de interés más baja.

Negociar tarifas más bajas

En algunos casos pedir un cambio en las tasas de interés de tu deuda de tarjeta de crédito (al menos por un tiempo) puede servir. Según un informe de CreditCards.com, el 69% de las personas que solicitaron una tasa de interés más baja obtuvieron una. El tiempo que has sido cliente del banco y tu antiguo historial crediticio pueden tener un gran peso en la decisión final.

En resumen: vale la pena intentarlo. Puedes usar una tasa de interés competitiva de otro banco como herramienta de negociación.

De una manera u otra, es crucial salir de tus deudas tan pronto como sea posible, ya que esos pagos de intereses te impedirán alcanzar objetivos financieros importantes para tu vida, como ahorrar para la jubilación o pagar la universidad. Requiere algo de disciplina, pero siempre es posible lograrlo.

Si quieres conocer más herramientas para pagar tu deuda y mantenerte alejado de ella, consulta el libro Finanzas Personales para Inmigrantes donde encontrarás información vital para mejorar tu salud económica y alcanzar tu libertad financiera.

Enlaces recomendados

Tienes hasta el 17 de abril para abrir una cuenta IRA y ahorrar dinero.

Las reglas de oro para manejar tu tarjeta de crédito

¿Qué puedes esperar de la reforma tributaria como latino?

Mantente informado con lo último en finanzas personales.

Unete a nuestra lista de correos.  No tiene costo y te puedes dar de baja en cualquier momento.

Te has suscrito exitosamente.

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!