Aunque todos lo sabemos, en el fondo no queramos pensar en esto: la vida puede cambiar en un segundo. Por ello, es necesario protegerse de los caprichos del destino y considerar un seguro de vida para garantizar así la seguridad financiera de todos aquellos que amas y dependen de ti en caso de que fallezcas.

Sin embargo, son muchas las excusas que tenemos para ni siquiera considerar uno: “soy joven y tengo buena salud”, “no creo que me vaya a pasar nada”, “mi cónyuge podrá hacerse cargo de los chicos”, “mis padres pueden ayudar”, etc…

Aunque sean muchas las justificaciones, en finanzas para inmigrantes sabemos la importancia de estar bien asegurado, así que te traemos las preguntas más comunes a la hora de considerar un seguro de vida y en qué situaciones te conviene tener uno.

¿Qué es un seguro de vida?

Si llegaras a fallecer, es muy posible que tus seres queridos y aquellos que dependan de tu ingreso afronten un difícil panorama financiero, por lo que un seguro de vida les permite obtener ayuda financiera por un periodo específico después de tu muerte.

Esta póliza les ofrece beneficios en efectivo que pueden ser usados para gastos funerarios, cobertura de deudas que hayas dejado en vida (como el pago de la hipoteca) y protección de otros activos familiares.

¿Cuándo es necesario un seguro de vida?

El seguro de vida se hace necesario si:

  • Tienes dependientes (o estás pensando en empezar una familia) y quieres asegurar su futuro y protegerlos de gastos funerarios y/o deudas contraídas en vida. Esto es especialmente importante si aún eres joven, ya que las primas a pagar serán menores entre más joven y saludable seas.
  • Si además has entrado en una obligación duradera, como una hipoteca. Un seguro de vida puede permitir que tu familia no se quede sin la casa en caso de que fallezcas y no hayas pagado la totalidad de la hipoteca.
  • Un seguro de vida también debe considerarse para el padre o madre que trabaja en el hogar. El costo de reemplazar a alguien que haga las tareas domésticas, el presupuesto del hogar y el cuidado de los niños puede causar problemas financieros importantes para la familia sobreviviente.
  • Si aún eres soltero, no estás pensando en casarte o tener hijos y no tienes que cuidar de nadie, puedes utilizar un seguro de vida para cubrir tus costos funerarios, aunque es probable que puedas sacar mayor provecho de otro seguro, como uno de incapacidad.
  • Si por el contrario eres soltero pero piensas tener una familia más adelante, comprar una póliza a los 25 años puede ser más barato que comprarla a los 32 y con un hijo, ya que las primas van a subir con la edad.
  • Esta cobertura también puede incluir a tus padres. Hay personas que aseguran a sus padres y se ponen a ellos mismos como beneficiarios, y se aseguran de hacerlo mientras los padres son jóvenes, para que se convierta en una buena inversión. Por otro lado, si por ejemplo tus padres son codeudores en un préstamo estudiantil o una hipoteca para ti, una póliza de seguro de vida podría pagar su parte en caso de que te ocurra algo.
  • Existen matrimonios sin hijos que recurren a un seguro de vida cuando un cónyuge gana más que el otro y este quiere que el cónyuge sobreviviente siga disfrutando del mismo estilo de vida.
  • Muchas pólizas de vida pueden incluir cláusulas que garanticen la continuidad de los estudios de los hijosdel asegurado. De este modo, los padres se aseguran de que sus hijos no abandonen su educación si llegan a fallecer.

¿Qué tipos de seguro de vida existen?

Existen dos tipos básicos de seguro de vida:

  • Seguro de vida a término(term life insurance) y
  • Seguro de vida permanente(whole o permanent life insurance.)

El seguro de vida a término ofrece cobertura durante un período específico (10, 20 o 30 años son los periodos más comunes). Esto significa que si no falleces dentro del plazo especificado, la póliza expira, no se obtiene beneficio por muerte y debes comprar otra, obviamente con distintas condiciones, ya que tienes más edad.

Uno de los desafíos para las personas que compran este seguro de vida es decidir la duración de la póliza. Es posible que desees que dure hasta que te jubiles o mientras tu dependiente más joven necesite apoyo financiero.  Esta es la opción de seguro más común y también la más económica a la hora de cubrir este riesgo.

¿Y el seguro de vida permanente?

Por su parte, el seguro de vida permanente se divide en varias subcategorías:

  • Seguro de vida permanente tradicional(traditional whole life)
  • Seguro de vida variable(variable whole life)
  • Seguro de vida universal (universal life)

Este seguro está diseñado para ofrecer cobertura para toda tu vida (¡siempre que sigas pagando las primas!) y es más costoso que el seguro de vida a término. Este seguro se considera a menudo una inversión financiera, ya que parte de las primas que pagas son invertidas por la aseguradora para hacer que tu dinero vaya creciendo con el tiempo. Es posible retirar esta parte de la prima o pedir un préstamo respaldado por este seguro de vida de acuerdo con ciertas condiciones.

 ¿Cuál de los dos seguros me conviene más?

Los precios pueden variar significativamente entre ambas opciones. Por ejemplo, las primas de un seguro de vida permanente pueden ser 8 o 10 veces mayores que una prima de seguro a término, así que a menos que tengas ingresos de más de $250.000 anualmente o más de $1 millón en activos, tus necesidades de seguro de vida se cubrirán mejor con este último.

Cuando un agente vende un seguro de vida permanente se llevará una comisión mucho más alta que con un seguro de vida a término, por lo que tratará de venderte uno, aunque no lo necesites. Infórmate bien y toma la mejor decisión a la hora de comprar un seguro de vida.

 ¿Cuánto seguro necesito?

Los expertos financieros tienden a recomendar una de dos estrategias: hacer una lista de todos los gastos que deseas cubrir en caso de fallecimiento, desde la matrícula universitaria para niños hasta el pago de una hipoteca, y comprar una póliza por ese monto. La otra opción es contratar un seguro suficiente para reemplazar tu salario durante un cierto número de años, como cinco a diez.

¿Puedo pedir un seguro de vida si tengo una enfermedad?

Cada aseguradora tiene sus propios estándares para decidir si asegura a alguien con una enfermedad pre-existente y/o crónica. Si sufres de cáncer, diabetes, obesidad o depresión, o has sufrido de ataques al corazón con anterioridad, es posible que debas pagar primas muy altas, o no puedas asegurarte. Pero siempre hay soluciones. Hay aseguradoras que están dispuestas a asegurar a personas con condiciones médicas. También puedes aumentar las probabilidades de asegurarte adoptando cambios de vida saludables y tomando medicación.

La renovación garantizada en un seguro de vida te asegura que la póliza no pueda ser cancelada por problemas de salud del titular. Es recomendado no adquirir un seguro sin esta renovación, a no ser que tu necesidad por este seguro vaya a desaparecer al momento que necesites renovarlo.

¿Las primas de estos seguros varían con la edad?

Si. En un seguro de vida a término las primas se van ajustando a medida que vas envejeciendo. Al comprar el seguro puedes elegir el tiempo de este ajuste, que puede ser anual, o después de 5, 10, 15 o 20 años. Entre menos frecuente sea el ajuste, mayor será el monto de la prima y los incrementos.

 ¿Qué pasa si mi empleador ofrece seguro de vida?

Si tienes un seguro de vida a través de tu trabajo, igual es recomendable tener tu propia póliza y no depender únicamente de ese seguro, ya que puedes perder o cambiar de trabajo y perder la póliza. En este caso es ideal comprar una pequeña póliza de respaldo.

 ¿Se puede sacar un seguro de vida sobre los hijos?

Un seguro de vida permanente para los hijos puede ser una forma de generar ahorros para ellos y darles la oportunidad de tener una póliza que se pague por sí misma cuando tengan una familia propia. También pueden usar parte del seguro para financiar el down payment de su primera casa.

 ¿Cómo determinan el valor de las primas las compañías de seguros?

Las primas están influenciadas por una serie de factores sobre tu vida y el nivel de riesgo que pueda aumentar tus probabilidades de fallecer. Entre estos factores se encuentran tu género, edad, tu salud actual y pasada (y la de tu familia), lugar de residencia, pasatiempos y ocupación.

 ¿Qué pasa si no tengo alguien a quien dejarle mi patrimonio?

 Si no te has casado ni tenido hijos, es posible que puedas dejar el fruto de tu trabajo a alguien querido o a una organización que pueda hacer buen uso de los recursos en tu nombre. Por eso, muchas personas aprovechan los beneficios de un seguro de vida para crear una herencia. Y en muchos casos, hasta para poner en manos de sus herederos los medios para proteger otros legados igualmente valiosos.

Por ejemplo, a la hora de un fallecimiento, el gobierno federal y muchos estados aplican impuestos que pueden ser tan altos que un heredero sin los medios necesarios puede verse forzado a vender la herencia sólo para pagarlos. En este caso, los beneficios de un seguro pueden servir para hacer proteger el desembolso de un gravamen demasiado alto.

¿Dónde puedo comprar un seguro de vida?

Puedes comprarlo a través de un agente de seguros, directamente con una aseguradora o puedes utilizar servicios de cotización en línea y comparar precios.  Algunos de estos servicios en línea son:

www.accuquote.com/

www.reliaquote.com

www.term4sale.com

 ¿Estás interesado en saber más sobre seguros de vida? ¿Crees que por tu historial no podrás asegurarte? ¿Necesitas asesoría profesional? el libro finanzas personales para inmigrantes te explica detalladamente todas las ventajas que traen los seguros, y te da consejos prácticos para que puedas protegerte a ti y tus seres queridos en los Estados Unidos.

Enlaces recomendados

¿Qué es una cuenta HSA y cómo ayuda a ahorrar con beneficios tributarios?

¿Cuánto realmente puedes ganar invirtiendo en finca raíz en Colombia?

Lee esto si estás pensando en comprar vivienda

 

Mantente informado con lo último en finanzas personales.

Unete a nuestra lista de correos.  No tiene costo y te puedes dar de baja en cualquier momento.

Te has suscrito exitosamente.

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!