Los 8 pasos para conseguir la libertad financiera

Hay muchas maneras de llamar a el estado de vida en que las finanzas – es decir, el dinero – dejan de ser una preocupación y se convierten en un motor que nos permiten alcanzar nuestras metas.  Bien sea libertad financiera, salud financiera, éxito económico o riqueza material; en el libro Finanzas personales para inmigrantes hemos tratado de recopilar la mayor cantidad de información en cada uno de los temas que nos han parecido relevantes para que lo logres.

Sin embargo, por la cantidad de temas que hay que tratar, puede parecer complicado.  Es por esto que hemos desarrollado este gráfico en donde de manera sencilla te explicamos los pasos a llevar a cabo.  Cada paso se corresponde con un capítulo del libro.  Estos pasos son los siguientes:

  1.  Planea.  Planear no es sólo pensar en el futuro sino que es ponerse metas y traducirlo en acciones concretas.  Es la primera parte, no cuesta nada, pero es en la que más fallamos todos.
  2. Paga.  Simple y sencillo, reduce tus deudas de tarjeta de crédito hasta un monto que puedas pagar por completo mes a mes.  Las tarjetas son muy costosas y usualmente canalizan el dinero hacía cosas que no crean valor económico para ti en el futuro.  Ojo, no es vivir en la escasez, pero si es vivir de acuerdo con nuestros medios.
  3. Ahorra para un fondo de emergencia.  Esto te dará tranquilidad ante un evento inesperado.  Lo óptimo es tener de 3 a 6 meses de salario, pero por lo menos debes tener $1.000 disponibles ya.  Si no los tienes, esta es tu primera meta.
  4. Fondea tus cuentas de retiro.  La gran deuda con la que nacemos todos es la de hacernos cargo de nosotros mismos cuando no podamos trabajar.  Así que hay que aprovechar los incentivos fiscales y poner dinero para el retiro en planes de empleadores (401K) o en cuentas individuales (IRA, ROTH IRA).
  5. Asegura lo importante.  Dependiendo de tu situación debes asegurar lo que es importante: tu salud, tu vida si tienes personas a cargo, tus activos más importantes (como la casa o el auto) y en general todo aquello que quieras conservar.
  6. Invierte.  Una vez que tengas lo anterior bajo control, puedes invertir en lo que encuentres más conveniente para ti.  Un emprendimiento extra (side hustle), en fondos mutuos de inversión, en comprar vivienda en tu país de origen.
  7. Legado.  Piensa en la educación de tus hijos, ayúdales si puedes con la universidad y ten tus asuntos dispuestos en caso de que algo te pase.
  8. Colabora.  Da a la sociedad de vuelta, ya sea donando tu tiempo, involucrándote en asuntos de tu comunidad o donando dinero para causas que creas importantes.  Da para recibir.
¿Y la casa? Curiosamente, comprar una casa no es tan importante en la vida para tu bienestar financiero. Sin embargo, tener una vivienda propia te dará seguridad y hasta puede resultar una buena inversión. Así que si aún no la tienes, bien la puedes incluir en tus metas financieras.

Lo importante es iniciar, tener la voluntad de poner nuestra economía en orden y comenzar a educarnos sobre estos temas.  Aunque parezca difícil, paso a paso se van construyendo grandes cosas en la vida.  Si quieres saber más de estos temas el libro Finanzas personales para inmigrantes es una herramienta de gran ayuda con cientos de consejos útiles, se puede comprar con facilidad en Amazon y te llega en pocos días a tu casa.  Te aseguro que serán lo $20 dólares mejor invertidos.

Enlaces recomendados:

Aprende como manejar tu tarjeta de crédito.

 

Mantente informado con lo último en finanzas personales.

Unete a nuestra lista de correos.  No tiene costo y te puedes dar de baja en cualquier momento.

Te has suscrito exitosamente.

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!