Manipulación financiera: Cuando un adulto mayor es engañado por alguien de confianza

En estos tiempos son muchas las personas víctimas de algún tipo de abuso, ya sea físico, laboral, emocional o financiero. Y esto es especialmente cierto para los adultos mayores, quienes se convierten en una población extremadamente vulnerable a todo tipo de atropellos en esta era digital, en especial a la explotación o manipulación financiera.

¿Qué es la manipulación financiera?

La manipulación o explotación financiera se presenta cuando una persona utiliza indebidamente cualquier fondo, bien, recurso o propiedad de un adulto mayor para su beneficio propio y sin el conocimiento o consentimiento de este último. Esta manipulación puede incluir:

  • Robo, fraude y estafa
  • Falsa representación y robo de identidad
  • Malversación de fondos
  • Conspiración
  • Falsificación de documentos y escritura no autorizada de cheques
  • Transferencia de propiedad, sobre todo títulos de propiedad de inmuebles
  • Coerción
  • Negación de acceso a bienes
  • Hacking o phishing, como dar información financiera o claves de cuentas a través de correos electrónicos y otros medios digitales
  • Venta de seguros o inversiones sin valor a la víctima

Lastimosamente este delito se presenta muy frecuentemente, afectando a muchos adultos mayores que se quedan sin recursos para vivir.

¿Por qué es tan frecuente la manipulación financiera contra esta población?

Existen varias causas, pero hay 3 razones que pueden explicar el porqué:

  • Las personas mayores tienen una mayor probabilidad de tener cantidades significativas de dinero en sus cuentas. Esto debido a ahorros acumulados durante muchos años y mesadas provenientes de su retiro o de inversiones. En muchos casos también son dueñas del 100% de sus bienes.
  • El segundo factor que tiene una gran incidencia en este tipo de delitos es que a medida que envejecemos vamos perdiendo nuestras capacidades físicas y cognitivas, lo que nos hace más vulnerables a cualquier situación que tenga que ver con dinero o bienes y nos obliga a depender de otros.
  • Una tercera razón es que en un mundo cada vez más digital las personas de la tercera edad se ven más vulnerables, ya que muchos de ellos no entienden mucho de tecnología.

 El enemigo está en familia

Este delito se presenta frecuentemente con profesionales de salud, proveedores de seguros médicos, representantes legales, empresas privadas y cuidadores que trabajan con la población de la tercera edad y que tienen acceso a sus datos personales e información financiera confidencial.

Pero tristemente una de las mayores fuentes de manipulación financiera se presenta dentro de la misma familia del afectado, lo que aumenta el dolor y el desconcierto de la víctima.

Hay estudios que aseguran que el 57,9% de los responsables de este tipo de delitos financieros son los propios familiares de la víctima, personas en quienes estos adultos confían.

Además, muchas veces las víctimas no denuncian, ya que no quieren perjudicar a alguien que aman, incluso si esa persona los está perjudicando a ellos.

También se presentan casos en los que una compañía sentimental entra a la vida del adulto mayor. Esta compañía puede no tener propósitos fraudulentos inicialmente, pero con el tiempo se va dando cuenta de la fragilidad mental de la víctima (y de su patrimonio) y empieza a tomar decisiones que no le corresponden.

¿Qué situaciones pueden indicar una manipulación financiera?

  • Retiros no autorizados mediante ATM
  • Transferencias no autorizadas de tarjetas débito y crédito o por internet
  • Firmas de documentos sin autorización o de cheques al portador
  • No pago de cuentas o utilities o corte abrupto de servicios
  • Explicaciones confusas sobre cuentas o depósitos de dinero
  • Gastos no habituales, muchos de ellos de alto valor
  • Cambios en los beneficiarios de un testamento
  • Signos de nerviosismo o miedo en la víctima o un creciente aislamiento impuesto por una nueva compañía sentimental
  • Llamadas frecuentes de extraños que utilizan engaños como rifas o se hacen pasar por agentes del IRS, sobre todo en temporada de impuestos
  • Cambios de dirección residencia o postal, cierre o cambios constantes de cuentas bancarias o cancelación abrupta de seguros

 ¿Cómo podemos proteger a posibles víctimas de manipulación financiera?

Existen varias maneras en las se puede proteger a un adulto mayor de una posible manipulación financiera:

  • Mantenerse conectado con familiares o amigos de confianza. Cuando una persona está aislada existen mayores probabilidades de que sufra un abuso.
  • No prestar las tarjetas de débito o crédito ni compartir la clave de retiro
  • No firmar cheques en blanco o al portador y tampoco incluir información personal en los cheques.
  • Recibir los ingresos del Seguro Social, pensión u otros por depósito directo
  • No compartir información personal o financiera por teléfono o correos electrónicos. Es muy común que los delincuentes contacten a personas vulnerables por teléfono para vender servicios fraudulentos y las engañen con historias para despertar lástima. En estos tiempos es preferible pasar por “insensible” a ser engañado.
  • Verificar los estados de cuenta frecuentemente y solicitar un informe de crédito anualmente. También es recomendable organizar toda la información financiera de pagos, cuentas, propiedades, activos y pasivos y asegurarse de que el testamento está en orden.
  • No prestar la firma para préstamos donde no se sea el beneficiario del mismo.
  • Elegir a una persona de entera confianza y otorgarle la gestión de los asuntos mediante un mandato, en caso de que el adulto mayor pierda sus facultades.
  • Proteger el computador mediante un antivirus y un protector de contraseñas. También es recomendable evitar hacer clic en hipervínculos de correos electrónicos que parezcan extraños, bajar programas de ventanas emergentes o visitar sitios web de pornografía, descarga de juegos o películas o similares.

 ¿Qué hacer si conoces a alguien que está siendo víctima de manipulación financiera?

Si sospechas o tienes certeza de que se está presentando un caso de manipulación financiera, lo más recomendable es:

  • Si se necesita ayuda inmediata lo mejor es contactarse con la policía local o llamar a Servicios de Protección del Adulto de su estado.
  • Esta página del departamento de Justicia contiene los engaños más comunes a adultos mayores.
  • También se puede contactar al National Care on Elder Abuse, donde se puede obtener listados de agencias gubernamentales y conocer leyes estatales que lidian con el abuso hacia los adultos mayores.
  • Eldercare locator te conecta con servicios para adultos mayores y sus familias.
  • gov puede ayudar en caso de robo de identidad

Si quieres conocer otras maneras de protegerte a ti o alguien que amas de engaños inescrupulosos, consulta la segunda edición del libro Finanzas Personales para Inmigrantes donde encontrarás información vital sobre este tema.

Enlaces Recomendados

Las ventajas de abrir una cuenta corriente en los Estados Unidos

Protege tu fondo de retiro de la volatilidad del mercado

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!