Son muchas los latinos que ven en las plataformas de ridesharing, como Uber o Lyft, una manera de ganarse la vida o de obtener un ingreso extra que les permita llegar a fin de mes.

Sin embargo, no todos tienen un auto propio o un buen score de crédito para comprar o alquilar uno, y tampoco saben muy bien todos los pros y contras de estas plataformas. Esto hace que muchos de ellos tomen malas decisiones que terminan afectando sus finanzas, su ánimo y sus perspectivas a futuro en los Estados Unidos.

Por la cantidad de inquietudes que recibimos, queremos hacer un análisis de esta opción laboral basada en casos reales, para que determines si te conviene manejar para estas plataformas, y cuales son las mejores opciones para tu futuro financiero en caso de que ya lo hagas

Ventajas y desventajas de manejar para Uber o Lyft

Ventajas Desventajas
Tú decides cuándo trabajar o no. Eres un contratista independiente, con sus pros y sus contras. En promedio, un conductor full time puede acumular entre 50,000 y 70,000 millas al año.
Buena opción para un ingreso alterno. Usualmente tienes acceso inmediato a tus ganancias. El daño y desgaste al automóvil puede acumularse rápidamente, lo que conlleva reparaciones y mantenimiento regular.
Ofrecen buenas comisiones por referencias a otros conductores y bonos por inscripción. Un conductor full time gana en promedio menos de 10 dls/hora después de gastos (aunque hay ciudades como NY con un salario mínimo de 17/hora).
Logras conocer gente de todos los ámbitos de la vida. Los gastos aumentan considerablemente y estas plataformas cada vez cobran más comisiones al conductor. En últimas, los ingresos de los trabajadores van en descenso aunque por la presión que existe es posible que suban en el futuro.
Si ya tienes auto y vives en una zona urbana densa, puede ser una buena alternativa. Los trancones afectan negativamente tu ingreso.
Puedes deducir gastos por concepto de trabajo, aunque para ello debes hacer y presentar tus propios impuestos. Puedes agotarte de estar manejando todos los días, además de volverse algo solitario. Además, puedes lidiar con pasajeros groseros, borrachos o violentos.
Las plataformas tienen su propio servicio de lease o renta si no tienes un auto, aunque deben ser autos aprobados por ellos. Necesitas un número de Seguro Social (también una licencia vigente y seguro de auto). Puede que también necesites otras pólizas con más cobertura.

Si no tienes auto propio, ¿qué opciones tienes?

Aquí debes conocer y analizar tu realidad financiera. Los expertos aseguran que la manera más rentable para manejar en Uber o Lyft en full time es con un auto propio, ya que por la alta probabilidad de acumulación de millas, desgaste y costos (seguros, mantenimiento, mensualidad, depreciación, impuestos) puedes terminar pagando multas muy altas al devolver el auto al concesionario en el caso de obtenerlo a través de un lease.

Por esto, si tus finanzas te permiten comprar un auto a contado o sin endeudarte demasiado, estás en una posición de privilegio para empezar a conducir. Aquí lo ideal es poder comprar un auto confiable, espacioso (para 5 o 6 personas) y usado, ya que la mayor depreciación del auto ocurre en los 3 primeros años. Si compras un auto nuevo, el valor inicial del auto se esfumará muy rápidamente y puedes tener dificultades para venderlo después, además de requerir un seguro más caro.  

Si quieres manejar a medio tiempo, y no necesitas un auto para otras actividades, es recomendable analizar opciones de renta. Como ya lo mencionamos, las mismas plataformas ofrecen vehículos aprobados por ellos mismos a precios razonables. Con calculadora en mano, analiza tu presupuesto y potencial de ganancia para saber si te conviene o no. Eso sí, debes tener en cuenta que para ganar buen dinero en Uber o Lyft y poder cubrir los gastos de alquiler, lo más probable es que debas trabajar bastantes horas.

¿Qué pasa con los inmigrantes que, por falta de crédito, deben pagar altas tasas por un préstamo?

De nuevo es cuestión de poner sobre la mesa tu realidad financiera, tus perspectivas a corto, mediano y largo plazo y las necesidades actuales para saber si manejar para Uber o Lyft puede compensar una alta tasa.

  • Estas calculadoras de ganancias de Uber según tu caso te pueden ayudar.
  • Otra opción es ahorrar por un tiempo para poner una mayor cuota inicial o encontrar a alguien que ya tenga un historial crediticio para que haga el préstamo por ti o te sirva de codeudor. Recuerda que empezar tu historial financiero en USA endeudándote en exceso trae más desventajas que beneficios.

¿Rentar es una buena opción?

Si rentas, puedes conducir un auto sin compromiso de tiempo y pagando una comisión semanal. Por ejemplo, Uber ofrece el programa “Vehicle Solutions” (o Express Drive Rental Car Program de Lyft) que ofrecen autos sin restricciones de tiempo, millas y con seguros y mantenimiento incluidos.

  • En promedio, puedes terminar pagando entre 200 y 250 dólares a la semana sin contar con gasolina, además de necesitar seguro adicional, tener más de 25 años y vivir en ciertas ciudades.  Lo bueno es que puedes manejar por una semana para ver que tal te va y sacar tus conclusiones.

¿En qué casos vale la pena un lease?

Con un lease no debes contar con tanto dinero upfront, ya que usualmente las mensualidades son menores que si compras el auto. Tampoco debes preocuparte por la depreciación, ya que el auto no es tuyo. Infórmate más sobre el lease en este artículo.

El gran problema con un lease son las condiciones del contrato, las cuales te imponen multas por sobrepasar límites de millas o por desgaste y daños, algo casi inevitable manejando para Uber o Lyft. Podrías recurrir a una opción de millas extendidas (por ejemplo, 30K al año), pero es más costoso y no sabes si va a ser suficiente. Una buena opción es recurrir a compañías que se especializan en lease para ridesharing, ya que las compañías de lease tradicionales tienen condiciones en contra de usar el auto para estas actividades.

¿Qué pasa si ya tienes un lease y estás a punto de sobrepasar el límite de millas?

Si ya tienes un lease y cualquier tipo de multa es inminente, tienes varias opciones:

  • Terminar el contrato antes de sobrepasar el límite: Es una opción, pero no una buena. Aún debes asumir los pagos restantes, además de tarifas y multas sustanciales por terminación anticipada. Tu crédito también se puede ver afectado. Antes de terminar el contrato, realiza una proyección de consumo de millas y luego calcula la multa a pagar por sobrepasarlas, así puedes saber cuánto te costaría mantener el lease hasta el final. Incluso puedes preguntar si es posible comenzar un nuevo contrato de lease por el mismo auto, renegociando algunas condiciones. Tendrías que pagar una multa, pero probablemente no tan alta. Si el sobrepaso está a la vuelta de la esquina, pero aún te queda mucho tiempo en el lease, puedes ver otras opciones.
  • Comprar el auto: Lo más probable es que debas pagar una multa en función de los pagos restantes y el valor residual del auto, (así como sales tax dependiendo del estado y todo tipo de fees escondidas en la letra pequeña) pero evitarías la multa por exceso de millas o uso y desgaste. Igual, si te dan un buen valor por al auto, estás contento con él y tienes el dinero para costearlo, es una buena opción, ya que mantienes tu herramienta de trabajo.
  • También lo puedes vender a la compañía de leasing, al concesionario o a un vendedor, y si al menos llegas a un punto de equilibrio, puede valer la pena (aunque este no suele ser el caso). Es incluso posible negociar un mejor precio de venta, ya que a los concesionarios les cuesta dinero preparar el auto para venderlo de nuevo.
  • Comprar o intercambiar otro auto: Es posible que puedas transferir el monto adeudado por el automóvil que estás devolviendo al monto financiado para la compra de un auto nuevo.
  • Transferirlo a otro comprador: Sitios como Swapalease o Leasetrader te permiten encontrar compradores interesados en adquirir el vehículo en alquiler, para que puedas salir de él sin tener que pagar multas. Eso sí, tu contrato debe permitirlo.

Es por esto que SIEMPRE es necesario conocer muy bien los términos, condiciones y por qué y cuánto de las penalidades. Cada compañía tiene sus propias condiciones, y más importante aún, tienes la posibilidad de controlar tus gastos y saber a qué atenerte con tu lease, para así nunca dejar plata sobre la mesa. También es posible que dentro de la letra pequeña la compañía de leasing o el concesionario te ofrezcan otras opciones que te puedan servir.

En el libro Finanzas personales para inmigrantes también puedes encontrar información sobre compra de auto y otras opciones laborales para que vayas planeando tu futuro en Los Estados Unidos. Cuéntanos tu caso en los comentarios y ¡déjanos ayudarte!

Enlaces recomendados

¿No puedes seguir pagando tu hipoteca? Estas son tus opciones

Protégete frente a la manipulación financiera

¿Cuál es la mejor manera de salir de la deuda de tarjeta de crédito?

 

 

 

 

 

 

crecer dinero

¡Mantente informado!

Regístrate en nuestra lista sin costo y recibe información vital para ti y tu familia.

¡Te has inscrito satisfactoriamente!